x


Ángel Garó y la audiencia acusan a Gran Hermano de manipulación y amenazan con un boicot

00

Momentos tensos para el equipo de Gran Hermano poco mas de un mes después de su inicio por la rebeldía de un concursante y la decepción de la audiencia. Las acusaciones de manipulación, de favoritismos y la falta de “mano dura” contra ciertos comportamientos machistas parece estar condenando al reality más exitoso de la televisión.

El jueves conocíamos que Verdeliss estaba entre los nominados, y por primera vez, Ángel Garó decidió usar su privilegio de poder sacar a un concursante para nominar a otro y así lo hizo, introduciendo a Darek entre los nominados y explicando sus razones. 

Después, el video del confesionario fue emitido en el salón frente a todos los concursantes de la edición, cosa que enfureció al humorista que aseguró que sus palabras estaban sacadas de contexto: “Dije que me llevaba bien con él, que estuve una hora para decidir quién era”. Garó dijo que se omitieron partes importantes de su discurso: “si yo digo culo y era ‘me fui a tomar por culo’, no es lo que estaba diciendo”. Por último les acusó de intentar ponerle en contra de sus compañeros y sentenció: “No voy a hablar más en el confesionario. En ese juego no me vais a pillar más”. El súper intentó calmar los ánimos: “No te hemos puesto en contra de ninguna persona. Lo que verbalizáis es vuestro, no hay un montaje de nadie”. 

No fue el único problema al que se enfrentó Ángel Garó. Tras haber sacado a Verdeliss de la lista de nominados, Jorge Javier le impuso la única norma de no decir a nadie su decisión. Pero poco duró el secreto. Las imágenes captaron a Ángel Garó diciéndole a Verdeliss algo al oído que parecía ser: “que no estas nominada”. La bloguera le contesta: “¿Qué dices? ¿Es verdad eso?” mientras el humorista cambia de tema ante la incredulidad de Makoke, que también estaba presente, aunque no llegó a escuchar nada. Por este detalle que rompe una regla el programa ya estudia las medidas pertinentes para sancionar a Garó.

Otro pilar base de Gran Hermano parece también tambalearse. Las quejas de la audiencia no solo continuan, sino que van en aumento por la falta de mano dura respecto a los comportamientos de los concursantes. El “chivatazo” de Ángel Garó a Verdeliss se ha unido a la lista, encabezada por los comentarios machistas y tóxicos de Suso con la que es su “pareja” dentro de la casa, Aurah Ruiz. Los internautas ya apuntan a un boicot a Gran Hermano y el programa deberá tomar medidas si no quiere perder esa audiencia.

Share on FacebookShare on TumblrShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LOS 12 UNIKOS

Publicidad

Próximos eventos

Reservados bonamara Carpinteria y ebanisteria madrid cuidado de ancianos madrid Aceites de motor mantenimiento grupos electrogenos limpieza malware wordpress master direccion empresas dj house john deere ES12 1465 0100 9317 3492 8427 $AES-128-CBC$QU22Qu5zM+KC4Z1LQIxI7Q==$qGDaF/PYG0pf6p0Hqwt8Lg==