x


CHINA: ¿DINERO O ÚLTIMO ALIENTO?

00

La vida de un futbolista es efímera, es muy complicado mantenerse a un gran nivel en una liga importante y al final, los años pasan factura. Cada temporada oímos en la prensa deportiva como grandes futbolistas, acuden a ligas muy inferiores donde lo más llamativo es la cantidad de ceros de su contrato. Al ver esas cifras desorbitadas, todos pensamos que su motivo de huida principal es meramente económico. Para el poco tiempo que les queda jugando, es normal que quieran amasar  una buena suma monetaria previa a su jubilación pero, ¿es esta su única razón?

11-12-18

Cuando un jugador llega a los 30 y ve con más claridad el atardecer de su carrera, se empieza a plantear qué hacer con su futuro. Su juego ya no mejora, les cuesta más entrar en la dinámica de las jóvenes promesas, el público les aclama más por su pasado que por sus gestas actuales. Es entonces cuando, después de haberse arrastrado por los campos durante esa temporada, en verano llega la noticia de su posible fichaje por una liga menor y mejor pagada. Qatar, Japón, MLS (aunque actualmente su límite salarial y buena cantera la descartan de esta lista) y, como última incorporación, la SuperLiga China, son conocidos como lugares que fichan viejas glorias con el fin de aumentar el nivel de su competición y promover el marketing entre el público mundial. A cambio, estos jugadores cotizan en poco tiempo una paga similar, o incluso mayor, que la obtenida previamente en su carrera deportiva. Es ahí donde el forofo colma los bares con comentarios sobre los intereses económicos del jugador y su posible marcha.

Sin embargo, esta razón, a pesar de ser la más llamativa, no se encontraría entre las dos primeras o, por lo menos, antes de opinar, no deberíamos obviar el factor humano que los mueve a tomar esas decisiones. Cuando un jugador, como es el caso de Iniesta o David Villa, que han tenido una presencia mundial muy reconocida y su palmarés nunca ha albergado polvo, se para a pensar en su imagen del jugador que una vez fue y el que es ahora, no puede evitar entristecerse al saber que su hora ha llegado. Pero, al llegar esa opción de salida, su mentalidad cambia, llega una segunda oportunidad. Estas ligas, donde la calidad futbolística escasea, es una buena oportunidad para aguantar el nivel de la competición y, lo más importante, volver a sentirse superestrellas. La cuestión monetaria es importante pero no debemos olvidar que la razón que realmente les mueve es su pasión por el balón y disfrutar hasta el último segundo de su carrera en un estadio.

Josejo Sarría

11-12-18

Share on FacebookShare on TumblrShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LOS 12 UNIKOS

Record not found