x


ENTRENADORES: DE ESTRATEGAS A PSICÓLOGOS

00

El mundo cambia y, por ende, todo aquello que engloba. Popularmente se dice esa frase “innovarse o morir”, que nos viene a decir que para que algo perdure el paso del tiempo, debería adaptarse a los cambios que en las sociedades se producen. El fútbol, desde su aparición en el siglo XIX, como no podía ser de otra manera, también queda sujeto a la legislación de esta frase pero centrándose más en las personas y su forma de ver el mundo, tanto los espectadores como los propios jugadores.

4-12-18

La situación del mundo y el contexto histórico en el que se encuentra, es el marco histórico que explica la actitud de la sociedad y su manera de interactuar con todo aquello que les rodea. Los jugadores de fútbol son el principal motor de este deporte, sin ellos, esto no tendría ningún sentido. Sin embargo, la figura del entrenador también es fundamental para cada conjunto pues es el encargado de organizar todas las tácticas con el fin de conseguir la victoria. Primero fue la técnica, enseñarles a jugar; más adelante vino el juego en equipo, fomentar la conexión del equipo para tener mayor repercusión; las tácticas, el inicio en la configuración de una estrategia hasta las variantes dependiendo de la jugada que se esté produciendo. Todo parecía tomar rumbo hacia una de las mejores épocas del fútbol (mejores futbolistas, carreras deportivas más duraderas) hasta que llegaron los millenials, la generación más preparada de la historia pero con una gran falta de motivación personal. Hoy en día se puede comprobar como los millenials somos jóvenes con mucho talento aunque carecemos de ganas de demostrarlo, consideramos que deben ser otros los que predigan nuestro talento antes que enseñarlo al mundo.

Es por ello, que la figura que acompaña a una plantilla como “cabeza de un proyecto deportivo”, está evolucionando en su manera de trabajar, sin dejar mucho de lado sus labores como estratega, cada vez más aparece su faceta psicológica, su manera de entender a los jugadores y buscar dentro de ellos una motivación personal. Da igual si tu teléfono móvil es el mejor del mercado, si la batería no está cargada, no servirá de nada tener el último modelo de software. Eso mismo ocurre con los jugadores, si un entrenador tiene la mejor plantilla, a nivel de calidad, pero estos jugadores no están motivados o se encuentran distraídos por motivos extra profesionales, los engranajes de la máquina no funcionarán y su nivel competitivo les pasará factura a lo largo de la temporada. 

4-12-18

Uno de los casos más sonados y llamativos es la actual situación del Real Madrid y su plantilla, cómo han pasado de proclamarse campeones de la Champions a estar luchando por entrar en puesto de Europa (cada vez más cerca de acercarse al podio de la tabla). La clave se traduce en un nombre: Zinedine Zidane. Al francés se le catalogó en muchas ocasiones como un entrenador con pocos recursos tácticas, sin embargo, su virtud residía en la comunicación con sus jugadores, su manera de incentivarlos a pesar de haberlo ganado todo.

Share on FacebookShare on TumblrShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LOS 12 UNIKOS

Publicidad

Próximos eventos

Listas bonamara Carpinteria y ebanisteria madrid cuidado de ancianos a domicilio madrid Aceite de motor