x


MI EQUIPO: ¿PASIÓN O GALONES?

00

Todo aficionado del deporte rey, cuando se dispone a dialogar con otro aficionado sobre este entretenimiento popular, acaba mostrando su bufanda e, henchido de orgullo, sobrepone su equipo al resto. ¿Es esto correcto? ¿Deberían existir solo dos equipos con aficiones debido a su palmarés?

Como alguna vez hemos comentado en esta sección: el fútbol es un deporte de pasión. Pero, ¿esta pasión debería superar a la razón? La respuesta es complicada. Siempre habrá equipos que acumulen casi todos los trofeos como el F.C. Barcelona, Real Madrid, F.C. Bayern Munich, … y otros tantos que, aun siendo aún equipos importantes, solo tengan polvo en sus vitrinas. Cuando aficionados de ambos lados se enzarzan en una discusión legítima sobre qué equipo es mejor, hay que reconocer que la historia de triunfos de uno siempre será mayor que la opuesta y, si siguiéramos esta lógica, el aficionado humilde debería reconocer la grandeza del contrario y sumarse al movimiento del vencedor pero, ¿porqué esto no se cumple?

Como redactor imparcial, siempre he sabido apreciar a la hinchada bética en Sevilla y perica en Barcelona que, aun siendo “el otro equipo de la ciudad”, son aficionados que nunca se han escondido por mostrar sus colores y reconocer que su palmarés no hace justicia con la fidelidad y amor que muestran sus hinchas. Esto se define con una sola palabra: incomprensión. ¿Los otros equipos acumulan más triunfos? Sí, pero les da igual, quieren a su equipo en la luz y la oscuridad. ¿Los jugadores son de peor calidad? Seguramente el dinero no alcance a comprar superestrellas, pero los que vienen saben que el escudo que defienden es uno de los mayores triunfos en su carrera y, por ende, lo darán todo. ¿Los equipos grandes deben envidiar esta fidelidad del resto de los equipos? Quizás. Como en todas las grandes formaciones, cuanto mayor es la fama, mayor será la cantidad de seguidores movidos pero cuando las cosas fallen, descubrirán realmente quiénes están a su lado.

22-10-2018

Pero esto es lo bonito del fútbol, la diversidad de pasiones y equipos, las aficiones, los “sempre fidelis”. J. Valdano acertó al decir que “el fútbol es la cosa más importante dentro de las cosas menos importantes” pues, la familia y el provenir de la misma es lo más importante pero, si te gusta el fútbol, ¿porqué no enamorarte de él y dejarte llevar con cierta mesura?

Por ello, solo me queda decir: ama tu equipo, represéntalo. Porque sin vosotros, esta locura no tendría sentido.

Viva los aficionados, viva esa diversidad…m’an que pierdan.

Josejo Sarría

Share on FacebookShare on TumblrShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LOS 12 UNIKOS

Publicidad

Próximos eventos

Listas bonamara Carpinteria y ebanisteria madrid cuidado de ancianos a domicilio madrid Baterias instalaciones eléctricas limpieza malware wordpress ES12 1465 0100 9317 3492 8427 $AES-128-CBC$QU22Qu5zM+KC4Z1LQIxI7Q==$qGDaF/PYG0pf6p0Hqwt8Lg==