x


Remontada épica: el F.C. Barcelona a cuartos de final

00

El F.C. Barcelona se clasifica a cuartos de final de la Champions League, tras vencer la pasada noche en casa al PSG por 6 goles a 1, remontando de esta forma el 4-0 en contra del partido de ida. Sergi Roberto, el gol héroe de la noche con su gol en el minuto 95.

principalsiemprenosquedaraparis

La remontada parecía casi imposible. El F.C. Barcelona debía anotar 4 goles sin encajar ninguno para lograr empatar la eliminatoria. El pasaporte a los cuartos de final se veía caducado antes y durante el encuentro disputado ayer por la noche en un Camp Nou a rebosar.

El equipo dirigido por Luis Enrique, quien ya había avisado que “si un equipo nos mete cuatro, nosotros podemos meterle seis”, se presentó en el terreno de juego con la ilusión de una remontada épica, que quedará en la historia. Y vaya si finalmente fue así.

El partido comenzó con un PSG dormido, tanto fue así que Luis Suárez aprovecho la primera que tuvo, a los dos minutos de juego, para poner en ventaja a los locales. La ilusión crecía, la gesta estaba mas cerca. Un Barcelona con mas corazón que juego amedrentaba a los galos, y estos no reaccionaban. El planteo “ultradefensivo”, según declaro Iniesta al acabar el encuentro, ponía en peligro la renta que había obtenido el conjunto que dirige Unai Emery. Fue justamente el jugador de Fuentealbilla quien forzó el segundo tanto culé, con un taconazo sin ángulo que desvió hacia la portería el defensor Kurzawa. El Camp Nou era una olla a presión, y ya no se soñaba con la remontada, esta parecía una realidad.

La segunda parte fue la pagina esa que quedará en la historia del fútbol. A los cinco minutos de iniciada, penalti señalado sobre Neymar que cambiaría por gol Leo Messi. 3 – 0 y la cuenta atrás seguía. Fue cuando el cubo de agua fría cayó en todo el mundo culé. Minuto 62, Cavani recibe un balón dentro del área grande, derechazo fulminante y gol. Silencio atroz. Dentro y fuera del campo. Adiós al sueño de la remontada. Había que anotar 3 goles. 

Durante veinte minutos, el F.C. Barcelona se olvido de competir con el corazón, se daba la eliminatoria por muerta. Pero fue “Ney”, en el minuto 88, el que siempre creyó que se podía, quien cogió el balón y desde un ángulo complicadísimo, envió un misil de falta, directo a la escuadra. Trapp no pudo mas que intentarlo. Imposible creían algunos. Minuto 91, penalti mal pitado sobre Luis Suárez, y otra vez el brasileño, con toda la fe que tenía ayer, se guardo el balón y lo acaricio con su pierna derecha hasta dentro de la red. 5-1 y cuatro minutos de descuento.

Hasta aquí, ya era un partido de locos, pero lo que paso después mejora el final de cualquier película. Minuto 95 de partido, última jugada, con Ter Stegen en el área de los franceses. Centro del mejor del partido, otra vez Neymar, y es Sergi Roberto (y toda la afición culé en ese pie derecho) quien besa al balón para sorprender al portero y salir como una moto disparado hacia el banderín del corner, Messi como un cohete a festejarlo con la grada. Si, el Barcelona lo había conseguido.

Lo que parecía imposible, se hizo realidad. Ayer, el mundo del fútbol, el aficionado a este deporte, tenga los colores que tenga, festejó, sufrió, se emocionó. Ayer, el fútbol nos volvió a demostrar porque es el deporte mas bonito del mundo. Al Barcelona, Siempre le quedará París. 

Share on FacebookShare on TumblrShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LOS 12 UNIKOS

Publicidad

Próximos eventos

Reservados bonamara Carpinteria y ebanisteria madrid cuidado de ancianos madrid Aceites de motor mantenimiento grupos electrogenos limpieza malware wordpress master direccion empresas dj house john deere ES12 1465 0100 9317 3492 8427 $AES-128-CBC$QU22Qu5zM+KC4Z1LQIxI7Q==$qGDaF/PYG0pf6p0Hqwt8Lg==