x


“En tiempos de luz menguante” te hace recordar la antigua Alemania de forma muy cercana

00

El cine alemán no suele traer muchas películas, pero cuando hace una, lo hace de verdad, un auténtico guión evocando al pasado, que es uno de los más estudiados e importantes de la historia. Muchas películas de este país se centran en esas fechas, y “En tiempos de luz menguante” no iba a ser menos. Una buena película con muchos sentimientos y buenos toques de humor, aunque se desarrolla de forma muy lenta.

“En tiempos de luz menguante” te hace recordar la antigua Alemania de forma muy cercana

La película trata de retratar como era la vida de las familias alemanas cuando estaba impuesta la Alemania Comunista. La película es dirigida por Matti Geschonneck, que nos sitúa en el año 1989 contándonos historias de diferentes personas de la época, todo alrededor del noventa cumpleaños de Wilhelm Powileit, un histórico militante del partido comunista. A este anciano lo interpreta Bruno Ganz, con una interpretación magistral que realmente es lo mejor de la película. El reparto también cuenta con grandes nombres como los de Sylvester Groth o Pit Bukowski, pero es verdad que toda la atención del espectador se la lleva Bruno con su perfecta actuación. La de un hombre cascarrabias y arrogante que no aguanta ni una y que le molesta todo.

Wilhelm cumple 90 años y por su aniversario se va a realizar una fiesta en su domicilio. A él no le hace ninguna gracia porque le da igual todo ya en la vida. Fue exiliado durante el nazismo y es militante del Partido Comunista de toda la vida. A la fiesta se le suman familia, vecinos y antiguos camaradas. Aunque toda la fiesta parece una alegría, todo el ambiente de la época es turbio. Además, uno de los nietos de Wilhelm acaba de huir a la Alemania Occidental.

“En tiempos de luz menguante” te hace recordar la antigua Alemania de forma muy cercana

Aunque la película se centre en el cumpleaños de Powileit, el director es capaz de contar historias de la mayoría de los personajes que aparecen en la película. Todos estos personajes le dan un aire fresco a la bordería de Powileit. Sobre todo el personaje de Atiuska, que siempre está bebiendo y pasa la mayoría de la película en estado ebrio.

Es verdad que son muchos personajes para tan poco espacio, pues toda la película se desarrolla en la casa de Powileit y su mujer, aunque sale un poco otras casas de otros personajes. Parece una obra de teatro, porque el director trata de dar más protagonismo a los personajes y su interpretación que a los efectos especiales o los paisajes bonitos. Es un guión muy bueno con diálogos muy interesantes a lo largo de la película.

El único problema que podría ponerle a este film es la duración, 100 minutos se hacen largos a pesar de ser una película entretenida, porque se hace pesada estando siempre en el mismo lugar. En mi opinión debía haber sido más corta, o por el contrario, haberle puesto algo más de acción.

La película hace una gran relación entre la vida agónica de Powileit y la del Partido Comunista, y sabe transmitir un ambiente de calma pero a la vez tensa en muchos momentos que ponen nervioso al espectador. Pero siendo sinceros, creo que a la película le faltan algunos tintes de acción y de trama para qué acabará siendo un gran estreno el próximo 8 de junio.

Share on FacebookShare on TumblrShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LOS 12 UNIKOS

Publicidad

Próximos eventos

× PIDE TU CANCIÓN
Reservados bonamara Carpinteria y ebanisteria madrid cuidado de ancianos madrid Aceites de motor mantenimiento grupos electrogenos dj house tienda productos peluqueria